¿Cómo crear un club social de cannabis en España?

ASAASegún nuestro colaborador S&F abogados expertos en cannabis y en la creación de Asociaciones Cannabicas y Clubes Sociales de Cannabis, estas entidades son asociaciones de personas usuarias que se organizan para auto-abastecerse. Se basan en el hecho de que el simple consumo de drogas ilícitas no ha sido nunca un delito en la legislación española ni tampoco su cultivo para ese uso. Aprovechando ese hueco legal, desde hace años existen clubes privados que se abastecen de cannabis para su distribución sin ánimo de lucro en un circuito cerrado de adultos previamente ya consumidores.

Si estáis interesados en abrir una asociación cannábica, a continuación te hacemos un resumen de los primeros pasos que deberíais tomar en cuenta mediante un resumen de los pasos que deberías tomar en cuenta:

1) Creación y registro
El primer paso consiste en celebrar la Asamblea Constitutiva, es decir, la creación de un comité ejecutivo, conformado como mínimo por tres socios fumadores, quienes serán los representantes de la junta directiva. Presidente, secretario y tesorero. Luego de esto se realizan los estatutos o reglamentos, transparentes y democráticos, para que los socios estén conscientes de los pasos más importantes que hace la organización, entre ellos el establecimiento de los arreglos financieros.

1402684898_507332_1402689262_noticia_normalAdemás se debe incluir el propósito de la asociación, donde se aclara que el único objetivo del club es abastecerse de cananbis y sus derivados para el consumo personal de los  socios adultos, y proveer una alternativa legal, segura y transparente a los mercados informales.

Después de haber redactado los estatutos deben ser aprobados así como el acta fundacional que será firmada y ratificada por todos los socios, donde también se especifica la denominación o razón social.

Una vez celebrada la asamblea, se presentan los documentos en el registro de tu comunidad autónoma para oficializar la asociación o en el Registro Nacional de Asociaciones. Te recomendamos unirte a la plataforma Regulación Responsables (link a http://www.regulacionresponsable.es) para asesorarte sobre el funcionamiento de la misma y contribuir al desarrollo del movimiento asociativo y de regulación del cannabis a nivel nacional.

2) Inscripción de socios y previsión de consumo
Es aquí cuando se empieza a permitir la participación de nuevos socios, quienes deberán de rellenar una solicitud de inscripción en la que abonan una cuota y aportan el DNI para demostrar que no son menores de edad y donde también reconocen su uso habitual de cannabis. Además de la voluntad de pertenecer a la asociación y no tener antecedentes penales relativos a delitos contra la salud pública. La parte más importante de esta inscripción es la declaración de la previsión de consumo, donde el socio concreta una cifra aproximada de la cantidad de marihuana o sus derivados que va a consumir al mes.

Todo el calculo de consumo de los socios legitima a la asociación para abastecerse y suministrar de marihuana a sus integrantes.

3) Abastecimiento de cannabis

a2.jpgPara que la asociación comience su funcionamiento una de las opciones es poner en marcha sus propios cultivos. Es por ello que se establece un monto necesario para el consumo personal de los socios y a partir de ahí se organiza la producción de una plantación colectiva procurando una producción del cultivo de forma orgánica. Contando con una variedad de plantas para que los socios siempre puedan elegir entre especies y cepas diferentes.

Sin embargo, muchas asociaciones no disponen de medios para auto producir su marihuana por lo que recurren a la compra mancomunada. En ella, en el nombre de los socios, la junta directiva adquiere el cannabis de un tercero.

Se le notifica a los socios los precios de la producción o adquisición con la máxima transparencia. Asimismo, el precio final del producto debe estar debidamente justificado y desglosado. Así como también, se asegura que las personas que trabajan en la plantación o en el transporte de las plantas y/o la cannabis siempre están en posesión de documentos que explican la manera en que funciona la asociación y refieren a los antecedentes legales. De estos documentos debe resultar que la cannabis se cultiva para los socios que pueden ser identificados con su información oficial (por ejemplo, copias de sus cartas de identidad). Estos documentos pueden ser cruciales para evitar la persecución de las personas más involucradas en la asociación en caso de que las autoridades deciden intervenir.

4) Funcionamiento

a1Cada asociación tiene su propias reglas de funcionamiento, donde se explica el uso del local donde se ubica su sede social y donde no se hará difusión del consumo de cannabis ni promoción del mismo a personas no pertenecientes a la misma. Asimismo, la asociación debe garantizar que es una organización democrática en la que, si bien se delegan poderes para agilizar la toma de decisiones, también se garantizan los mecanismos para que los socios participen en las mismas. Como suele pasar en todas las asociaciones, algunos socios se involucran más que otros, pero siempre se debe informar a todos de asambleas y cambios.

A pesar de ser una asociación sin fines de lucro, a medida que la organización crece se deben asignar empleos que serán remunerados y dados de alta en la seguridad social respetando los derechos de las personas trabajadoras. Personas socias, encargadas de las funciones necesarias como la gestión, contabilidad e inventario para el buen funcionamiento del club.

El establecimiento del precio debería hacerse de una forma transparente y democrática. Los gastos incluidos pueden ser: alquiler de espacios, agua, electricidad, materiales, sueldos, gastos de oficina, gasolina y gastos generales de la asociación. Estos son divididos por la cantidad de cannabis cultivada por el club y resulta el precio por gramo. La mayoría de los clubes trabajan con presupuestos anuales, así que este precio puede ser adaptado cada año. En otros casos ello puede tener adaptarse a cada cosecha (3 a 4 meses).

Las transacciones financieras siempre deberían ser documentadas (pagos salientes con facturas, pagos entrantes con recibos). Ello es importante para demostrar en un eventual juicio la claridad contable y que el club no está involucrado en ninguna actividad sospechosa e ilegal. También ayuda para asegurar la transparencia financiera de la organización.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s